Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Escrito por el Dic 2, 2015 en Cultura, Gremial, Prensa, Secretarias, Uncategorized

NO A LA COSIFICACIÓN DE LA MUJER. NO A LA VIOLENCIA DE GÉNERO.

NO A LA COSIFICACIÓN DE LA MUJER. NO A LA VIOLENCIA DE GÉNERO.

Ante la propuesta de la llamada “elección de Miss Polo Judicial Avellaneda 2016” iniciada a través de un panfleto que llegara a varias dependencias del Polo Judicial de Avellaneda, ni como Gremio, ni como Trabajadores, ni como seres humanos, podemos pasar por alto tamaño hecho que no hace más que atrasar. Justamente en plena batalla de la sociedad contra la violencia de género, no podemos desde el Poder Judicial Bonaerense permitir y menos auspiciar actos que apunten a la cosificación de la mujer. 
Tomando las palabras de un compañero judicial, “Son en estos casos las mujeres, reducidas a objetos eróticos o floreros como guapas, mudas y prescindibles azafatas en numerosos programas-concurso, valoradas únicamente por el físico y escasamente por sus capacidades intelectuales, complementos del hombre y prácticamente invisibles en todo lo que representan actos trascendentes: ésta es la violencia de género, la violencia psicológica que origina la agresión física. Es un maltrato sutil que presiona a las mujeres a ser mejores floreros en vez de mejores personas: maquillate, pues tus rasgos al natural son bastos; adelgaza, pues los kilos de más son humillantes, asquerosos y vergonzosos; depilate, pues tu vello corporal es de mal gusto y antihigiénico; ponete guapa, pues tu calidad humana se mide por tu capacidad de seducción. No hace falta verbalizarlo para que se dé un maltrato, pues la orden ya está encima de la mesa: la amenaza con la marginación social.”
Desde la Secretaría de Género de la AJB Lomas REPUDIAMOS esta situación y llamamos a todos los Trabajadores Judiciales a no participar del mismo. También invitamos a la REFLEXIÓN a quienes lo organizan. No debemos dar lugar en el Poder Judicial a estas acciones, ya que es ante nosotros donde recurren las miles de mujeres violentadas y entonces cabe preguntarse: ¿qué justicia podemos darle a las mujeres violentadas si las exhibimos alegremente como cosas en una vidriera?

 

DECILE NO A LA VIOLENCIA DE GÉNERO.

NO PARTICIPES DE ÉSTE LLAMADO. NO SEAS CÓMPLICE.

REFLEXIONÁ.